TODO el aumento de CO2 es antropogénico

Hemos visto que el efecto invernadero es un elemento clave en la determinación de la temperatura del planeta. También hemos vistoque el efecto invernadero ha aumentado como consecuencia del aumento de los gases de efecto invernadero y que el aumento más importante ha sido el del CO2, que ha supuesto un 62 % del calentamiento total derivado del aumento del efecto invernadero.  Antes de entrar a calcular cuánto calienta ese aumento del efecto invernadero (y así en parte justificar de dónde sale ese 62%), y aunque ya lo comenté de pasada en el anterior artículo, vamos a dejar claro que absolutamente TODO el aumento de CO2 (principal agente del calentamiento y que irá ganando aún mayor peso en el futuro) ha sido causado por las emisiones humanas de dicho gas (aunque el argumento central es también aplicable al metano, p.ej.).

Lo primero que debemos saber es que existe un ciclo natural del carbono (o aquí) en que océanos y plantas intercambian carbono con la atmósfera:

En este ciclo natural, la concentración atmosférica de carbono (CO2) está en equilibrio, de modo que los sumideros naturales de carbono compensan las emisiones naturales. Como prueba de ese equilibrio, todos los testigos de hielo nos muestran que la concentración atmosférica CO2 se ha mantenido estable (en torno a 270-280 ppm) durante todo este período interglacial en que se ha desarrollado nuestra civilización. Ese equilibrio se rompió cuando comenzaron las emisiones humanas de CO2, momento en que la concentración atmosférica de CO2 comenzó a aumentar (*), y ese aumento se ha ido acelerando a medida que crecían nuestras emisiones.

Otro indicio de la causa humana del aumento del CO2 es la velocidad del aumento, que se está produciendo 100 veces más rápido de lo que se produce de manera natural.

Pero hay una evidencia que es incontrovertible, y es que, basándonos en la producción de energía, podemos calcular aproximadamente cuáles han sido las emisiones humanas de CO2 (ver gráfico, procedente de este), y el resultado de todos esos cálculos muestran que hemos emitido a la atmósfera aproximadamente el doble del aumento que realmente se ha producido. Puesto que la variación atmosférica es el resultado de la aportación humana más la aportación neta de la Naturaleza, y puesto que conocemos cuál ha sido la variación atmosférica y cuál nuestra aportación, la diferencia entre ambas nos indica que la aportación natural neta ha sido de absorberla parte que hemos emitido pero que ya no se encuentra en la atmósfera. En otras palabras: el ser humano no absobre CO2, sólo emite. La Naturaleza es la única que absorbe CO2. Puesto que hemos emitido mucho más CO2 del que ha aumentado en la atmósfera, por fuerza, el efecto neto de la naturaleza ha sido absorber la diferencia (ver nota al final de este artículo para más detalles).

Además, la composición isotópica del carbono atmosférico es distinta de la del carbono liberado en la quema de combustibles fósiles. Los combustibles fósiles son más ricos en átomos ligeros (12C), mientras que el carbono atmosférico es más rico en átomos pesados (13C).  Si el aumento del CO2 se debiera a la quema de combustibles fósiles, cabría esperar que la proporción 13C/12C del CO2 atmosférico se redujese. Pues bien, eso es exactamente lo que hemos observando (Ghosh 2003figura 2.2 del IPCC AR4). Asimismo, los combustibles fósiles que utilizamos se formaron hace millones de años, por tanto no contienen carbono-14 (puesto que tiene una vida media de 6.000 años). La contrastada disminución de la proporción de carbono-14 en la atmósfera también puede explicarse por la quema de combustibles fósiles (estudios entre 1.850 y 1.954, dado que las pruebas nucleares empezaron a liberar enormes cantidades de carbono-14).

En resumen: es meridianamente claro que TODO el aumento del CO2 es de origen humano.

——————–

Podemos dividir las aportaciones al CO2 atmosférico en

a) Naturales (N): la Naturaleza emite y absorbe (suma y resta). Por tanto, la Naturaleza tiene una contribución neta que es igual a lo que emite menos lo que absorbe. Si la contribución neta (emisión – absorción) es positiva, entences la naturaleza emite, mientras que si la contribución neta (emisión – absorción) es negativa, entonces la Naturaleza tiene un efecto neto de absorber.

b) Humanas (H): sólo emite (suma)

De modo que la variación (V) de CO2 será el resultado de sumar ambas contribuciones:

V = H + N

Puesto que conocemos V (el CO2 ha aumentado 100 ppm) y sabemos que la aportación humana ha sido el doble (200):

100 = 200 + N

Despejamos N y obtenemos que la contribución natural neta ha sido, como es conceptualmente obvio, haber absorbido lo que hemos emitido y no ha permanecido en la atmósfera:

N = 100 – 200 = – 100

3 Responses to “TODO el aumento de CO2 es antropogénico”

  1. [...] hemos visto que el efecto invernadero se está intensificando y que la causa son las emisiones humanas de gases de efecto invernadero. Con eso ya sabemos que existe un calentmiento antropogénico (es lo que se llama “atribución [...]

  2. […] de C-14 observada en la atmósfera entre los años 1850 y 1954 sólo se puede explicar por la introducción en la atmósfera de CO2 proveniente de la quema de combustibles fósiles. A partir de 1954, […]

  3. […] de C-14 observada en la atmósfera entre los años 1850 y 1954 sólo se puede explicar por la introducción en la atmósfera de CO2 proveniente de la quema de combustibles fósiles. A partir de 1954, […]

Leave a Reply