Cotidianeidad, Escénica y Rupturización Social (Taller de Circo)

Cotidianeidad, Escénica y Rupturización Social


Lo introductoria de este ensayo se enfoca en determinar que las prácticas de creatividad informacional, serán parte de la colectividad que se requiere para proponer alternativas de masificación social, por ende al expresar esta sentencia asumimos un rol necesario, no necesariamente antagónico, pero activo y directo en los divergentes espacios de relaciones sociales. Por consiguiente el planteamiento de este ensayo no estima necesario la utilización de un ideario como fuerza motriz de las dinámicas de participación, sino se enfunda en aportar elementos claves en el desarrollo de una cultura de orden contestatario, por ende subversivo e insurreccional. En lo referido anteriormente el elemento clave a la hora de entender las síntesis, va como referendo necesario a la hora de hacer participes las diversas propuestas en un movimiento política autogestionario, por lo que se destacan estas determinaciones conceptuales para así generar ampliaciones y especificaciones de los mismo referendos o términos, en pos de la desmaterialización histórica de los procesos y conceptos que articulan nuestra conciencia cultural dentro de una esfera política.


En terminos explicitos esta síntesis se sumerge en la decodificación de los conceptos que estructurarán nuestras propuestas, por lo dicho se siente necesario denostar cuales son los términos que dialécticamente provocarán ese sentido lingüistico necesario para “significar” realmente en los lectores. Los conceptos a tratar son; comunicación, autonomía, escénica, payaso latinoamericano, autogestión, ruptura, payaso contestatario.

Explicitado lo anterior se intuye que estos documentos se elaboran desde una perspectiva colectiva por ende su realización objetiva va justamente en ese sentido, en el sentido de la solidaridad, el apoyo mutuo y la autogestión colectiva.


Síntesis y planteamiento del payaso contestatario como practica de desarrollo contrainformativo.

Lo principal de este ensayo es determinar cuales son los conceptos a utilizar, desde un matiz dialéctico y lingüístico, en pos de la espontánea propuesta de creación de medios de comunicación autónomos; como desprovisto de articulaciones institucionales de instrumentalidad, para sincretizar un enfoque de desarrollo escénico del sujeto, como individuo activo de las diversas decisiones de acción social y sus respectivas repercusiones técnicas. Respecto a lo mencionado en lo anterior es determinante destacar que; como medio de comunicación se entiende toda expresión de orden social que se propone como objetivo difundir una determina materia, información, creación, etc. tal como señala la sentencia anterior, es clave enfocar el cuestionamiento sobre la concepción comunicacional, desde un enfoque de la producción de sistemas interpersonales e intrapersonales, ejerciendo su aplicabilidad como el motor de las relaciones humanas, entendiendo estas como plataforma necesaria o antesala del proceso de enseñanza mutua. Al atribuir a la reproducción estructuralista o semiótica de la comunicación, se estrecha y agudiza la interacción de los procesos de difusión como prospectos de desarrollo autogestionario en materias de educación o enseñanza, promoviendo las iniciativas de participación política en los diversos escenarios que “escénicamente” serán abordados desde una perspectiva crítica.

La utilización del término de la escénica es otro concepto crítico en la comprensión de la propuesta o de la síntesis en cuestión, ya que se proporciona como hilo conductor de la irrupción del desarrollo artístico en las prácticas de acción política, pero no solo esto ultimo es lo destacable, por lo que el tema se superestructura en lo expresivo, en lo relacional, en lo comunicativo; otorgando a través de la difusión autónoma, un espacio de desarrollo en pos del planteamiento disonómico o alternativo de resistencia intelectual y técnico, pero a la vez practico en su esencia. Lo escénico como tal nace del concepto del payaso como sujeto de dimensiones aproporcionales y ente de toda desinhibición social, por sobre esta base se entraman valores como la sinceridad, la complicidad, el apoyo mutuo y la autogestión, valores que el payaso adopta desde lo mas profundo de su expresión y que serán vértices del proceso de enseñanza colectiva en las nuevas propuestas de desarrollo comunicativo autónomo. Lo rescatable de esta contextualización es que al referir sobre el termino “Payaso”, necesariamente se hace alusión a la especificidad del payaso latinoamericano, lo diferente de esta categoría de visualización escénica es el sentido del payaso latinoamericano, aquel payaso callejero que goza de lo cotidiano y sufre de lo ajeno, definiendo que este ser interactúa entre los espacios mas impensados, diferenciándose del Clown en su esencia de calle, o sea el payaso latinoamericano, no se atribuye en motivo de un exacerbado espíritu súper regionalista ni nada por el estilo, solo se estima en torno al orden cultural de nuestro esparcimiento como sociedad y a la participación del payaso latinoamericano en los cotidianos y agudos procesos de irrupción y ruptura social.

El termino ruptura se engloba en la materialización de dicha praxis, asumiendo así un nuevo concepto matriz o motor de procesos de reflexión mutua; así nace el payaso contestatario, como ente reflejo de las irregularidades dimensiones de la institucionalidad política, económica, cultural y social. El eje del desarrollo técnico-escénico se fundamenta en los diversos escenarios a los que espontáneamente el payaso contestatario se enfrentará, no solo en generar un estado de complicidad pseudos-cómica, sino a ser un ente reflejo de la oscurecida realidad mediática en los escenarios de conflictividad diaria.

Las herramientas de comunicación y difusión son la sinceridad intransable del payaso y su conciencia sedienta de justicia injustificada ante lo existente, bases por medio de las cuales se llevarán a cabo propuestas escénico-corporales de experimentación artístico-político en lo autogestionario del cambio social, todo esto, si y solo si, existe un proceso de maduración y procesamiento de la información necesaria para indeterminar lo determinado, o sea generar el cuestionamiento social por medio de la ruptura como política motriz del payaso contestatario. Esta condicionalidad, de una buena información, es recalcable desde una serie de singulares perspectivas, por sobre todo en lo que respecta al tema comunicacional y la difusión de dicha información por medio de la semiología expresiva corporal. Por lo que resultaría extraño observar un ser desinformado trabajando informacionalmente en espacios de desarrollo comunitario.

Información de uso publico, fotocopie, piratee, y haga uso y desuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>