La noche mágica

La noche mágica

Cuando era niña me gustaba jugar con cocinitas y muñecas y hasta tenía un costurero y un bastidor para bordar, muy típico,  lo sé,  no obstante sentía fascinación por algunos juguetes de mi hermano mayor en concreto por aquellos cilindros enormes y  transparentes que venían rellenos de soldados, indios y exploradores del salvaje oeste, con sus caballos, búfalos y rifles.

Nunca le pedí a los Reyes Magos que me trajeran semejante cosa, quizás porque en aquella época las niñas jugaban con muñecas, los niños con pistolas y esos extremos no admitían discusión.

El 18 de diciembre de 1.889  atracó en los muelles  Barcelona, mi ciudad, un barco cargado de…

Fuente: Hemeroteca de La Vanguardia

En aquellos tiempos debió ser la sensación de la ciudad.

Hoy es una noche mágica en la que los niños se van a dormir llenos de ilusión y a los mayores nos ilusiona recordar cuando éramos pequeños y todo estaba por venir.

A los reyes les pido tranquilidad, trabajo y salud y deseo para vosotros lo mismo.

Bienvenidos a “Querencias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>